HISTORIA DEL COCO


            ! LA NUEVA ORDEN ! ! DEADMAN ! ! TU BLOG DE ORACIONES, RECETAS Y INF. !Historia del coco
Al usted entrar en este campo o religión, lo primero que aprende es a tirar los cocos, cuyo nombre
es en Lucumí: Obi-Olofi.
Dios (Olofi) había visto en Obi un personaje justo, sin orgullo, pretensiones ni vanidad. Entonces
Olofi lo colocó en alto, esto es en la mata y le puso su alma y su cuerpo blanco por fuera y por
dentro. Como Elegguá siempre fue el verdadero criado de Olofi, éste lo puso también al servicio de
Obi y por eso éste pudo conocer todos los amigos de Obi: los ricos, los pobres, los limpios, los
sucios, los derechos y los jorobados.
Un día Obi iba a celebrar una fiesta y encomendó a Elegguá para que invitase, pero cómo Elegguá
había visto ya el orgullo y vanidad de Obi, convidó a todos los limosneros del pueblo y a los más
sucios. Cuando Obi vio su casa llena de tantas gentes sucias, se molestó y dijo: “¿Quién los invito a
ustedes?”. Ellos contestaron: “Elegguá”, y él les respondió: “Si, pero no en ese estado de
harapientos”. Entonces se abochornaron y se marcharon. Ante esa acción, Elegguá se fue de casa de
Obi. Un día Olofi llamó a Elegguá y le dijo: “Quiero que vayas a casa de Obi”. Elegguá lo
interrumpió con las siguientes palabras: “Padre, mándeme donde usted quiera y yo voy, menos a
casa de Obi”. Aquellas palabras de Elegguá causaron gran asombro a Olofi, y le preguntó a
Elegguá: “¿Qué te ha pasado con Obi?” Elegguá le contó lo sucedido el día de la fiesta en casa de
Obi. Olofi para comprobar lo que decía su criado, se disfrazó de limosnero y fue a la casa de Obi,
cambiando su voz, lo llamó. Cuando Obi vio aquel hombre tan sucio en su puerta le dijo: “¿Usted
no podría haberse vestido antes de venir aquí?, ¿no ve que su traje puede manchar el mío?, y le dio
la espalda al limosnero. Al andar tres pasos, Olofi lo llamó fuertemente con su voz natural y cuando
Obi sorprendido alzó la vista, se vio frente a frente con Olofi, que ya había vuelto a su forma
natural, y le dijo: “Perdóname Papá”, pero Olofi le contestó: “Obi, tú eras un hombre, el más limpio
que yo había creado, por eso tu cuerpo y tu alma son blancos por dentro y por fuera, y ahora te
llenas de vanidad. Maldiciendo, te digo que mientras exista este mundo, tú serás blanco por dentro y
negro por fuera y andarás siempre rodando por el suelo como castigo”. Por eso es que el coco se tira
al suelo y siempre anda rodando. Delante de Elegguá el coco no dice nunca ni una sola mentira, por
miedo a que éste le hable a Olofi en contra de él y que Olofi vaya a ponerle el alma negra como el
cuerpo.
“Este es el coco que hoy conocemos”.     DALE CLICK A LOS ANUNCIOS SIN COMPROMISO DE COMPRA ASI AYUDARAS A ESTE BLOG EN SU MANTENIMIENTO                                     “GRACIAS POR TU VISITA”   
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.