LOS IBEYIS - SAN COSME Y SAN DAMIAN

Estos médicos gemelos que se caracterizaban por su alegre caritativa y
generosa personalidad, ejercían la medicina en forma totalmente gratuita.
Según cuenta la leyenda fueron los primeros en realizar un trasplante;
estaban atendiendo a un hombre muy enfermo con el que ya no había
nada que hacer para salvarle la vida, solo lo acompañaban para aliviar su
dolor.
Exactamente en el momento del fallecimiento del paciente le avisan a los
hermanos que otro hombre del pueblo se había accidentado gravemente,
perdiendo una de sus piernas; decidieron realizarle el trasplante y la
operación fue un éxito. Cosme y Damián fueron torturados, los ataron a
una cruz lanzándoles flechas y piedras y después fueron puestos en una
hoguera de donde milagrosamente salieron ilesos hasta que finalmente
los decapitaron. San Cosme y San Damián se convirtieron en patrones y
protectores de enfermos, médicos y actualmente se los considera
intercesores en la donación y trasplante de órganos y tejidos.
A estos Santos se los sincretizan con Ibeji, Orixá doble, que al igual que los
Santos son una pareja de hermanos gemelos que representan el principio
básico de la dualidad, teniendo las mismas actitudes infantiles y juveniles.
La leyenda cuenta que Oiá había parido gemelos, cerca de un río en donde
los abandonó, y en ese mismo lugar fueron acogidos y criados por la Orixá
de las aguas dulces, Oxum. Ibeji indica la contradicción que se encuentra
en cada ser humano, la dualidad constante; todas las situaciones y todas
las cosas tienen dos lados y solo es posible hacer justicia si las dos
medidas son pesadas con la misma balanza, si los dos lados se atienden y
entienden entre si.
También es la divinidad del juego, la felicidad, la inocencia y la ingenuidad
del niño. Cuida de los bebes hasta la adolescencia, independientemente
del Orixá de cabeza del niño; porque Ibeji es como un niño y como tal
posee la bondad, pureza y espontaneidad que también encontramos en los
Santos Cosme y Damián.

          *Petición y Ofrenda a Ibeji - San Cosme y San Damián*
A los gemelos se le solicita especialmente por problemas de salud o
asuntos graves o urgentes. Se los consagra el 27 de septiembre. Se los
ofrenda en un altar con sus imágenes observando que cada uno de los
objetos que allí vamos a dejar sean pares.
Se le colocan golosinas y dos velas celestes.
         *Oración*
San Cosme y San Damián y los hermanos Erí e Ibeji, que vuestra inocencia
permita desatar los nudos de este conflicto y resolver con rapidez todo a
mi favor (expresar el problema que se tiene). Amén".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.