ORACION A LOS ANGELES GUARDIANES Y ESPIRITUS PROTECTORES

                                                                        (Oracion)
                         ORACION A LOS ANGELES GUARDIANES Y ESPIRITUS PROTECTORES
Espíritus prudentes y benévolos, mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirlos por el buen camino; sostenedme en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar, desviad de mí los malos pensamientos y haced que no dé acceso a ninguno de los malos Espíritus que intenten inducirme al mal. Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme verlos y confesármelos a mí mismo.
Vos sobre todo, ... mi ángel de la guarda, que veláis más particularmente sobre mi y vosotros, Espíritus protectores que tomais interes por mí, haced que me haga digno de vuestra benevolencia. Conocéis mis necesidades, haced, pues que me sea concedida gracia  según la voluntad de Dios.                                                                           (otra)                                                                             Dios mio, permitid a los buenos espiritus que me rodean que vengan en mi auxilio cuando padezca y este en peligro, que me inspiren fe, esperanza y caridad; que sean para mi un apoyo, una esperanza y una prueba de vuestra misericordia, haced, en fin que encuentre a su lado la fuerza que me falta para resistir a las sugestiones del mal, la fe que salva y el amor que consuela.                                                                                                                                                                                                                                                                                  (otra)                                                                      Espiritus muy amados, angeles guardianes, vosotros a quienes dios en su infinita misericordia permite velar sobre los hombres, sed nuestros protectores en la prueba de nuestra vida terrestre. dadnos fuerza, valor y resignacion; inspiradnos todo lo bueno, detenednos en la pendiente del mal, que vuestra dulce influencia penetre en nuestra alma, haced que conozcamos que un amigo sincero esta aqui, cerca de nosotros, que ve nuestros sufrimientos y toma parte en nuestros goces.  Y vos, mi angel de la guarda, no me abandoneis, tengo necesidad de vuestra proteccion para sobrellevar con fe y amor las pruebas que dios quiera enviarme.                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.