QUE LA BENDICION DE OLOFI ME LOS CUIDE Y PROTEJA SIEMPRE

Loading...

SAN ELIAS EL VARON DEL CEMENTERIO

 
En el Vudú Dominicano, El Barón del Cementerio es quien permite el paso entre los mundos espiritual y físico.  En tanto que aquí a Legba se le sirve igualmente y se le considera también el Guardián de la Puerta, El Barón es mucho más popular y, también, el Guardián de la Puerta entre los vivos y los muertos, por derecho propio.   Aquí Papá Legba rara vez monta, mientras que El Barón viene a despojar el camino al mundo espiritual.
Servimos al Barón del Cementerio con una imagen de San Elías (Saint Elijah, en inglés) del Monte Carmelo.  Se le sirve vistiendo colores banco y negro,  y su fula (pañoleta) generalmente es negro, con una cruz blanca cosida al centro.  Otros, por el contrario, usan un paño blanco con una cruz negra.  En todo caso, los colores son blanco y negro, con una cruz incluida.
Cuando El Barón monta, el cuerpo del caballo cae al piso y se queda frío y tieso.  Estando en el piso, se le coloca el fula del Barón sobre la cabeza y el estómago.   Se le pone una cruz encima, mientras la congregación comienza a rezar el Padre Nuestro, el Ave María, y otras oraciones.  El Barón echará espuma por la boca y, mientras está en posesión y se le rezan las oraciones, se inflará su estómago lentamente.   Sólo monta por tiempos muy breves, que no durarán más de dos minutos.
En este momento, El Barón habrá quitado cualquier obstáculo en el camino, por lo que puede comenzar la fiesta o el trabajo que se vaya a realizar.   Algunos murmurarán sus encargos al Barón mientras él permanece en posesión.  El Barón no come ni habla en absoluto.  Luego, el caballo se recobrará y otros espíritus podrán montarlo. 
El Barón está casado con la Barona.   Aún cuando él coquetea con otras mujeres, ella sigue siendo su mujer.  Se sabe que es una bruja poderosa.  Lleva con ella un costal de paja con el que hace su magia.  Los Papás Bokós y las Mamás Mambos conocen muchos trabajos secretos que se hacen en el panteón con la ayuda del Barón y de la Barona. 
Gedé trabaja para el Barón.  En el Vudú Dominicano, Papá Gedé cava las tumbas para los muertos.  Se le conoce también por su actitud despreocupada.  Pero El Barón cuenta también con una cantidad de Centinelas (o Messengers, en inglés) en el panteón que lo mantienen siempre informado. 
Servimos al Barón del Cementerio para destruir a nuestros enemigos, para quitar obstáculos, para revertir el trabajo maléfico, para mandar a los muertos, cobrar deudas y mucho más.  Llevamos al panteón los trabajos en los que queremos su ayuda.  Le corresponde a él la tumba del primer hombre enterrado en todos y cada uno de los cementerios.
Algo que mucha gente no saben es que El Baron De Cementerio es bien poderoso y reconocido por su capacidad de regresar amantes.  Hay oraciones y invocaciones especial para cumplir esto.
Baron es muy popular con los brujos, espiritistas, Servidores Y Caballos de Las 21 Divisiones.   Baron es uno de los Loas que “trabaja de dos manos”.  El puede trabajar lo bueno igual a lo malo.   Los poderes de Baron son immenso. 
El Baron, frequentemente, cuando invocado a cumplir una misión negativa es invocado el dia Viernes.  Baron es muy popular, espiritualmente en muchas areas del mundo.  Es muy conocido en el Sanse, la Brujeria, El Espiritismo igual a Las 21 Divisiones. 
El Lunes es el día de servir al Barón en su altar.  Con frecuencia lo vemos representado aquí mediante una cruz o un cráneo con un fula (pañoleta) atado a su alrededor.  Se le ofrece café negro sin azúcar y una velita blanca.  Le rezamos un Padre Nuestro, mientras nos fumamos un puro en su honor.  También se le ofrenda ginebra.   Por lo común, encontraremos  en su altar el machete con el que típicamente lo conocemos.
Para darle de comer al Barón, necesitaremos hacerle un moro, lo que consiste en frijoles negros con arroz blanco.  Se le sirve también pan de mandioca y arenque ahumado, una naranja cortada en cuatro con una vela blanca al centro, plátanos machos fritos cortados en rebanaditas y batatas (o camote o boniato) al horno.  También le gusta el maní tostado, el café, el maíz, el coco, las semillas de sésamo o ajonjolí y el dinero.

1 comentario:

  1. yo tengo la dicha de conocerlo y crreanmelo el es muy bueno el siempre te cumple lo que le pidas siempre y cuando no le falles y tengo tatuado su nombre en la parte tracera de mi cuello a un lo siento con migo que en gloria este mi baron amen y le pido prosperidad

    ResponderEliminar